Presentación

Planeta Terra

La séptima edición de este espacio de debate que aborda la legislación vigente, los diferentes métodos de detección existentes, tanto clásicos como nuevos, y los tratamientos a realizar, haciendo un énfasis especial en la prevención, la formación y la protección tendrá lugar los días 15 y 16 de febrero del 2017.

Aunque la legionelosis es una enfermedad relativamente nueva, se tuvo constancia de ella en el año 1976, después de un brote de neumonía en un hotel de Filadelfia que afectó a los miembros de la Legión Americana que estaban celebrando su convención anual. La bacteria Legionella se encuentra de forma natural en la práctica totalidad de los ambientes acuáticos (ríos, lagos, etc.).

Desde su ámbito natural la bacteria pasa a colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades y, a través de la red de distribución, se une a las instalaciones de agua doméstica u otras instalaciones que requieren la utilización de agua para su funcionamiento (sistemas de refrigeración, riegos, piscinas, túneles de lavado, etc.).

Con frecuencia, estas instalaciones poseen elementos en los que se produce el estancamiento de agua y la acumulación de productos que sirven como sustrato para la bacteria (fangos, materia orgánica, material de corrosión, amebas,  otras bacterias, etc.) que permite la multiplicación de concentraciones infecciosas para el hombre.

Siempre que se sigan las medidas adecuadas, tales como la instauración de una terapia adecuada en los enfermos y el control de edificios, actualmente la infección se puede considerar perfectamente controlable. Aun así, la contaminación de los ambientes interiores de los edificios es la causa de distintos problemas de salud.

Los contaminantes presentes en el aire interior de los edificios, ya sean químicos, físicos o biológicos, varían en función de las actividades que se desarrollan en estos espacios, el estado de salud de los ocupantes, la infraestructura física del edificio y  sus bienes materiales y la calidad del aire en el entorno en el cuál las personas estan aproximadamente un 60% de su vida laboral y doméstica.

Con un enfoque eminentemente práctico, durante el Congreso se analizaran las causas de la distorsión del entorno ambiental interno, así como las iniciativas y estrategias que permiten garantizar su idoneidad de una manera sostenible, centrando esta prueba en las variables que de manera significativa tengan influencia en este sentido: la calidad del aire, las condiciones de higiene y los factores de riesgo de la legionelosi.